La foto que disparó el escándalo: el gerenciador González y Bernardo Gabriel Caballero

El escándalo sexual que mantiene en vilo a Paraguay sumó una nueva consecuencia: el club Rubio Ñu fue excluido de toda competencia oficial y en todas las categorías, “hasta tanto la Justicia se pronuncie sobre el caso, con sentencia firme”.

La decisión fue tomada por la Unión de Fútbol del Interior, que nuclea a todas las ligas. La sanción provisoria además fue aplicada a Marte Atlético, club que también era gerenciado por Antonio González, el directivo sobre el que pesa una orden de detención y receptor de todas las denuncias por supuesto abuso, acoso, extorsión y trata de personas.

Imágenes del allanamiento en el club Rubio Ñu

Tras el escándalo que disparó la foto íntima con el futbolista Bernardo Gabriel Caballero, y el triángulo amoroso con su pareja, Valentín Ozunase anexaron otras tres acusaciones contra el dirigente.

Primero fue la madre de un joven, por un hecho ocurrido en 2010, cuando González gerenciaba el club Bernardino Caballero. Luego fue el juvenil Fermín Morinigo, de 19 años. Y hoy se sumó Miler Florencio Gómez, actual futbolista de la institución.

La fiscal Teresa Martínez, a cargo de la unidad de trata de personas, conduce la investigaciónen el allanamiento realizado en el club secuestró material pornográfico y documentación relacionada al fichaje de los jugadores.

La fiscal Teresa Martínez inició una investigación sobre el club Rubio Ñu de Luque

La Unidad de Fútbol del Interior también inhabilitó a Bernardo Gabriel Caballero (25 años), el protagonista de la foto íntima y primer jugador denunciante, para “ejercer cualquier clase de actividad relacionada con el fútbol, ya sea administrativa, deportiva o de otra clase”, también hasta que la justicia se expida.

LEA MÁS:

El escandaloso cruce entre el gerenciador de Rubio Ñu y un denunciante: “Cinco veces tuvimos relaciones sexuales”