La semifinal del Abierto de Australia entre Roger Federer y Chung Hyeon tuvo un desenlace inesperado tras la lesión del coreano, quien debió abandonar en el segundo set.

Chung salió de la cancha e inmediatamente fue atendido por los médicos, quienes descubrieron una gran ampolla en su pie izquierdo.

El tenista asiático mostró la imagen de su pie en las redes sociales y dejó en evidencia que era imposible continuar jugando el partido con semejante herida.

“Esta noche, intenté llevar mi energía máxima a la cancha de tenis como de costumbre. Sin embargo, tuve que tomar una decisión difícil dado que no puedo competir al 100% contra Roger, frente a muchos fanáticos del tenis. Por favor entiendan. Le deseo la mejor de las suertes a @rogerfederer en la final”, escribió la gran revelación del torneo en su cuenta de Instagram.