El plantel del Paris Saint Germain se encuentra en Doha, Qatar, donde participa de campañas de marketting y Neymar aprovechó para hacer algunas bromas junto a sus compañeros.

Uno de los momentos más divertidos de la estrella brasileña fue en plena grabación para una publicidad. Neymar debía patear una pelota al mar, pero algo salió mal y su botín terminó flotando en el agua.

c67c1a646d6e6272[/epvidep]

Otra anécdota que involucró al exBarcelona fue en un campo de entrenamiento, donde Ney se subió a un carrito de golf, con Di María como copiloto, y paseó por todo el predio.