Una situación particular se vivió en el duelo entre Obras Sanitarias y Quimsa de Santiago del Estero cuando el ala pivote estadounidense Maurice Kemp enterró la pelota con una gran volcada y provocó el estallido del tablero en mil pedazos.

Faltaba menos un minuto para la finalización del partido y por ese incidente el juego estuvo demorado más de media hora a la espera del cambio del cristal. Como consecuencia de esa acción, el jugador del equipo visitante Roberto Acuña sufrió un corte cerca del hombro por el que tuvieron que darle 13 puntos de sutura. Finalemente, el equipo visitante se llevó un gran triunfo por 81-75 y mantiene su buen andar en el comienzo de la Liga Nacional con con cuatro victorias y una derrota.