El conflicto entre Ameli y Tuzzio explotó en el 2005 (NA)

River afrontaba con buenas expectativas la Copa Libertadores del 2005 y soñaba con levantar el título. Un golpe inesperado transformó el humor de la institución: Horacio Ameli y Eduardo Tuzzio rompieron relaciones intempestivamente con el fuerte rumor de estar sus esposas involucradas en un affaire.

El entrenador de ese plantel, Leonardo Astrada, se sentó en el living de Arroban (que se emite por el canal online FWTV) y dio detalles de lo ocurrido a comienzos de ese año. “Fue un momento difícil lo de Tuzzio y Ameli porque son decisiones que vos tenés que tomar en milésimas de segundos, siempre pensando en lo mejor para el equipo. La verdad es que nunca me esperé una situación como esta. Me enteré de la misma forma en que se enteraron todos“, relató el Jefe sobre lo que vivió en ese 2005.

Las versiones iniciales indicaban que los defensores que compartían la dupla central habían cortado relación por un conflicto amoroso en el que estaban involucrado sus parejas. Sin embargo, ellos aseguraron por entonces que el problema había sucedido por un “tema de plata”. Tiempo después, el propio Tuzzio confesó que se había separado de su mujer tras recluirse en el fútbol español y dio veracidad al informe inicial.

Antes de que explote todo se me había planteado una situación diferente a lo que realmente era, por eso es que tuve concesiones con Eduardo para que pueda manejar el tema con la tranquilidad que necesitaba y teniendo nuestro apoyo”, especificó Astrada sobre la primera información que recibió por parte de Tuzzio.

Sin saber realmente lo sucedido, el entonces entrenador de River se enteró del inconveniente que se transformó en un escándalo en una reunión dentro del vestuario: “Nunca me imaginé que esto iba a suceder. El día que nos enteramos fue en una reunión previa a un entrenamiento. Primero le comunico al plantel el plan de la semana y ahí le doy la palabra a Eduardo para que pudiera agradecerle al grupo por las concesiones que tuvo y salió con esto. Entonces nos sorprendió a todos. No es que yo de antemano sabía lo que estaba por pasar”.

Visiblemente dolido por el accionar de los futbolistas en ese momento, Astrada subrayó: “Yo me sentí más defraudado por Eduardo que por el Coco, porque yo no sabía la situación de Coco. Sí de Eduardo, porque él me vino a plantear una situación totalmente diferente. Yo confié, traté de acompañarlo y darle las libertades para que él maneje los tiempos de cuándo concentrado, cuándo no, cuándo irse y cuándo volver”.

“Ahí me sentí dolido, pero con la tranquilidad de que lo que hice fue tratar de apoyarlo en lo humano”, afirmó.

Si bien el que emigró rápidamente tras el conflicto fue Tuzzio, la planificación contemplaba separar a ambos de la institución: “La idea inicial fue que se vayan los dos. Primero lo de Coco, si pasó, no es algo normal dentro de un grupo de trabajo. Uno si quiere hacer cosas las tiene para hacer por afuera, tiene facilidades para hacerlo por afuera, pero en este caso si yo me hubiera enterado antes hubiera tomado otro tipo de decisión”.

Aquel conflicto decantó en un golpe futbolístico con la eliminación en las semifinales de la Copa Libertadores ante San Pablo de Brasil. Ameli se fue a préstamo a Colón de Santa Fe y se retiró. Tuzzio, por su lado, continuó su carrera en el Mallorca de España y un año más tarde se volvió a sumar al Millonario. El cierre de su trayectoria fue con las camisetas de Independiente y Ferro.

(NA)

LEA MÁS:

“Augusto Batalla se va de River”

“Los cuatro equipos que tienen en carpeta a dos de los jugadores más criticados de River”