El delantero de Colón de Santa Fe Tomás Chancalay fue expulsado a los 25 minutos del primer tiempo en la cancha de Atlético Tucumán por una durísima patada en la cara a Guillermo Acosta, mediocampista del Decano.

Cuando llegaron juntos a disputar la pelota, Chancalay levantó de más la pierna y le propinó un duro golpe en el rostro a Acosta, que debió ser atendido porque tuvo un corte y perdía sangre.

Andrés Merlos, árbitro principal del partido, tomó la tarjeta amarilla mientras se acercaba a Chancalay, pero el cuarto colegiado, con mejor visión de la jugada, intervino y finalmente el juez deportivo principal expulsó al jugador del Sabalero.