El francés Kylian Mbappé, considerado a sus 18 años una de las grandes perlas del fútbol internacional, jugará la próxima temporada en el Paris Saint-Germain (PSG).

Mbappé, procedente del Mónaco, se incorporará a una de las plantillas más lujosas del mundo y liderada por el astro brasileño Neymar, por el que el PSG pagó recientemente 222 millones de euros al Barcelona.

El delantero llega al equipo de la capital francesa en calidad de cedido hasta el 30 de junio de 2018, precisó el club en un comunicado. El PSG se reserva una opción de compra hasta el 30 de junio de 2022, una operación que según medios asciende hasta los 180 millones de euros (213 millones de dólares).

El extraño proceder en el fichaje de la estrella del Mónaco responde a que el PSG tiene que cumplir los requisitos del “fair play financiero” tras el enorme desembolso que realizó por Neymar. El “fair play financiero” es una herramienta que introdujo la UEFA hace unos años para evitar que los clubes gasten más de lo que ingresan.

El equipo parisino es propiedad de un fondo de inversión qatarí cuya principal obsesión es la conquista de la Liga de Campeones europea.

A pesar de su juventud, Mbappé fue una de las grandes sensaciones de la última temporada. Sus cinco goles en seis partidos de la Liga de Campeones llevaron al Mónaco a unas semifinales que nadie esperaba. Y, por encima de las estadísticas, quedó la sensación de que puede ser una gran estrella.

En el PSG, además de con Neymar, compartirá vestuario con otras grandes estrellas del fútbol mundial, como el uruguayo Edinson Cavani, el argentino Ángel di María, el italiano Marco Verrati o los brasileños Thiago Silva y Dani Alves.

Fuente: DPA